Con esta medida, el municipio evitará la emisión a la atmosfera de
154,18 Ton/año de CO2 y permitirá reducir el consumo eléctrico en
un 50,94%.
El Gobierno local Móstoles, a través de la Concejalía de Mejora y Mantenimiento de Espacios Públicos, ha comenzado una cuarta fase del cambio de luminarias de vapor de sodio y halogenuros metálicos a iluminación LED. En esta ocasión se cambiarán 1.841 farolas a lo
largo de toda la ciudad.
La iniciativa se enmarca en el compromiso del Gobierno local de luchar contra el cambio climático y reducir la huella de carbono de la ciudad. El objetivo final es avanzar con el programa del Consistorio de ahorro energético y reducción tanto de contaminación lumínica como de emisiones de CO2 en el municipio.
Según las estimaciones, esta actuación va a generar un ahorro energético
anual de 400.452 kWh/año. Evitará la emisión a la atmosfera de 154,18
Ton/año de CO2 y permitirá reducir el consumo eléctrico en un 50,94%.
Hasta la fecha se han cambiado más de 13.000 luminarias a LED de las
22.000 farolas que hay en el municipio. Esto supone que más de la mitad son ya de bajo consumo. Con estas actuaciones y la que está prevista para los próximos meses, se alcanzará una reducción del consumo eléctrico en
alumbrado de 7.719.756 kWh/año, y de 2.972,22 ton/año emisiones anuales
de CO2.
La evolución del alumbrado público en los últimos años en Móstoles ha
pasado de un consumo de 13.030.011 kWh/año en 2013 a 6.433.771
kWh/año en 2019 por lo que se ha alcanzado un ahorro de 6.596.241
kWh/año, es decir una reducción del 50,6%, lo que supone una reducción de
emisiones de 2.539,65 Ton/año de CO2.

error: Content is protected !!